Servicios

Servicios para fomentar el desarrollo de las personas

ACT como empresa que nace para fomentar el desarrollo de las personas dentro de las organizaciones, pone al servicio de las mismas un equipo de profesionales de dilatada experiencia en el campo de los recursos humanos y desarrollo personal.

ACT propone una simbiosis con sus clientes de tal manera que estos puedan crecer en competitividad siempre en un clima y ambiente laboral que facilite que todo el equipo humano de las empresas luche hacia una misma meta.

Para conseguir este fin ACT crea unos principios básicos en los que se basa todo su trabajo y que facilitan tanto la labor que tiene encomendada como esa simbiosis que propone.

Principios bàsicos

Metodologia practica, participativa
Los planes formativos de ACT integran los últimos avances tecnológicos y las metodologías más eficaces para la consecución de resultados.

Sea cual sea la modalidad de formación elegida ACT, cree en una metodología práctica y participativa. Las acciones realizadas en modalidad presencial se utiliza una metodología basada en talleres de trabajo en donde se busca la implicación y la motivación de todas las personas participantes, el formador/experto aporta conocimiento y experiencia y orienta a los asistentes a llevar a cabo un autodiagnóstico para poder crecer, asimismo se pretende desarrollar aquellas habilidades que son necesarias para ese crecimiento.

En acciones de formación a distancia ya sea en e-learnig o en soporte papel, todos los materiales están adaptados pedagógicamente para conseguir esa característica de practicidad y participación, siendo la interactividad uno de los soportes básicos en los que didácticamente se incita en el curso..
Formación a tu medida y personalizada
Porque no es lo mismo una empresa que otra, porque la cultura empresarial es específica y tiene que estar patente en cada una de las acciones que la empresa promueve para su personal, ACT no tiene fórmulas encapsuladas, trabaja para que el plan de formación de la empresa se ajuste a los objetivos estratégicos de la misma, absorbiendo la cultura que la alta dirección quiere transmitir y adaptando todas y cada una de las acciones a la planificación de las diferentes áreas y departamentos.
Análisis de necesidades
La planificación de la formación, defendiendo cada una de las acciones formativas que se llevaran a cabo, tienen que ir adaptándose a las necesidades reales que la empresa tiene, y que lógicamente, cambian periódicamente según los avances que la propia empresa va realizando, con nuevos productos, nuevos mercados, nuevas tecnologías, diferentes materiales, …

ACT cree necesario valorar conjuntamente con el equipo directivo cuales van a ser las directrices marcadas para el ejercicio y así poder realizar un análisis de las necesidades con las que nos encontramos para poder alcanzar dichas metas, y poder ajustar el plan de formación anual al máximo para poder cubrir esas necesidades y alcanzar los objetivos propuestos.
Valoración de planes formativos
Después de la realización de una serie de acciones formativas, ejecución de un plan de formación, la empresa se puede plantear si esas acciones han sido las adecuadas o si vale la pena repetirlas, o bien si esas acciones son las aptas para facilitar la consecución de los objetivos estratégicos que la compañía se ha marcado. Y sobre todo se ha de preguntar si había acciones formativas más adecuadas para tal fin.

ACT propone una valoración de los planes formativos de las diferentes empresas intentando dar respuesta a las preguntas anteriores y sobre todo analizando y clasificando las finalidades a las que cada acción de formación se dirige, para poder realizar una comparación con las finalidades a las que la empresa quiere llegar.
Aspectos de mejora
En ACT somos conscientes de que las instituciones y organizaciones empresariales son entes vivos en los que en todo momento se desarrollan cambios y que una de las herramientas más eficaces para la asimilación de los cambios por parte de todos y cada uno de los integrantes de la organización, es la formación.

En este proceso siempre existen áreas de mejora que facilitaran que las empresas tiendan a la excelencia empresarial.

ACT tiene como principio básico el poner a disposición del cliente todos los aspectos de mejora que puedan ser traspasados a la organización.
Recursos adecuados
En las propuestas de planificación de formación que ACT elabora, existe como principio básico el valorar los recursos más adecuados para su consecución. Esto significa que siempre que la propia empresa disponga de los mismos, ACT propondrá el utilizarlos y tan sólo en caso de que la dirección de la empresa no lo estime oportuno, o bien en caso de que no se dispongan de ellos, ACT se compromete a proveerlos, con el compromiso de que se ajusten al máximo a la filosofía y cultura corporativa de la empresa.

Este principio responde a un doble objetivo: por un lado nada ni nadie mejor que la propia empresa para transmitir cultura, formas de hacer, valores y con ello aptitudes ante el trabajo, etc.… Y por otro lado los costes económicos siempre salen favorecidos.
Gestión integral de la formación
ACT cuenta con un equipo de profesionales con una gran experiencia en el sector de la formación, especialistas en todas las áreas que de una manera u otra afectan y componen la gestión, planificación y ejecución de las acciones formativas de un plan.

Desde la detección de necesidades que tiene la empresa para poder alcanzar sus objetivos, planificación de las acciones formativas que son necesarias para cubrir las necesidades, hasta la gestión burocrático administrativa de posibles subvenciones y/o bonificaciones. ACT se encarga de la gestión global de la formación integrándose como una pieza más dentro de la organización de la empresa cliente.
Gestión de Subvenciones y bonificaciones
Dentro del servicio integral que ACT ofrece a sus clientes, y como una parte esencial e importante es la gestión de la financiación del plan de formación que la empresa quiere poner en marcha.

ACT pone a disposición de los clientes un equipo de personas especialistas en gestión de subvenciones y/o bonificaciones.

Los profesionales de ACT son especialistas en:
• Trámites administrativos de inscripción de alumnos y gestión de las acciones de formación.
• Planificación de la justificación económica a presentar a la administración o entidad pertinente.
• Realización de la memoria de finalización del servicio subvencionado.
• Asesoramiento ante cualquier duda sobre la ejecución y/o justificación de alguna subvención.
Departamento de I+D+I en formación. Crea y diseña.
Porque ACT cree en la empresa única y diferencial y en organizaciones vivas dentro de un entorno cambiante, apuesta por un departamento de I+D+I que busca nuevos retos, materiales…, que diseña de forma individual y personalizada, que innova en nuevas fórmulas para alcanzar objetivos y sobre todo que crea a medida de lo que cada cliente necesita.

Lógicamente en ACT también queremos crecer y mejorar, por tanto desde este departamento que se realiza una pseudoevaluación valorando la satisfacción del cliente y los alumnos y verificando los resultados logrados.
Creación y adaptación pedagógica de materiales.
El equipo pedagógico de ACT crea excelentes materiales didácticos adecuados a la acción formativa a desarrollar y según sea la modalidad seleccionada (presencial, a distancia...)

En caso de que la empresa posea materiales desfasados, obsoletos o bien sin recursos didácticos que los habiliten como material didáctico, ACT se encarga de su adaptación creando validos manuales didácticos.

Modalidades de formación

Presencial
ACT pone a disposición de los clientes los mejores y más adecuados recursos para la realización de la formación presencial, siendo el mejor y más importante el docente.

El equipo de consultores de ACT valorara en cada caso la efectividad de contar con docentes internos, es decir de la propia empresa, y mediante un taller de didáctica del aprendizaje (formación de formadores) poderles enseñar técnicas básica de didáctica en el aula, sobre todo de la metodología eminentemente práctica en la que se basa cualquier formación impartida por ACT.

En caso de que los docentes tuviesen que se exteriores, ACT cuenta con un equipo de profesionales es de diferentes disciplinas con gran experiencia en sus diferentes especialidades.

La metodología didáctica que ACT impulsa, siempre que la temática lo permite, es la de talleres dinámicos en los que el formador es un guía, con los conocimientos necesarios a transmitir pero hacerlo a través de la autodiagnosis, casos prácticos, ejercicios, etc. para que el alumno partiendo de su experiencia pueda asimilar e integrar los contenidos programados.

Asimismo la formación presencial permite que el formador pueda ir adaptando los contenidos a los intereses con los que llegan los alumnos así como a la experiencia que estos pueden aportar.

Entendemos la formación como una forma integral de trabajar los contenidos, por ello no tan solo se evalua la asimilación de contenidos sino también la actitud i la aptitud con la que se trabajan los mismos, y que entendemos es una de las grandes ventajas de la formación presencial.
Distancia
Uno de los grandes inconvenientes de la formación a distancia es que el alumno esta solo ante el estudio, ha de planificarse, ponerse, estudiar, realizar los ejercicios y enviarlos para su corrección, entendemos que muchas veces esto puede resultar duro e inalcanzable. ACT pone a disposición de los alumnos un tutor dinamizador que acompaña al alumno durante toda su formación, planificando con él, ayudándolo a ponerse a trabajar los textos y ejercicios, animándolo y motivándolo con la finalidad de que pueda finalizar el estudio en el que se matriculo.

Con materiales didácticamente adaptados para el auto aprendizaje, realizados para un cliente determinado o bien buscados entre los existentes del mercado que más se adecuen a las características de la empresa cliente, ACT apuesta por una formación muy adecuada en según que situaciones y para según que colectivos.

Todos los materiales utilizados son apropiados para la formación bonificada y para cualquier otro tipo de subvenciones o proyectos que así lo especifiquen.
e-learning: Que és. Nuestro campus. Nuestros cursos.
Modalidad basada y adaptada a las nuevas tecnologías de la comunicación e información que permite una continúa autoevaluación y programación del tiempo dedicado al estudio facilitando así al alumno adaptarse a los momentos más idóneos para él.

Los cursos se realizan a través del Campus de ACT, accediendo a él con una clave que se facilita al alumno al matricularse. El alumno accede a los materiales didácticos diseñados pedagógicamente para realizar un auto aprendizaje de forma autónoma y de sencilla navegación. Desde el momento en que se formaliza la matricula se designará un tutor que acompañara al alumno en todo momento, su función básica es motivarlo, ayudarle y como no también realizar un seguimiento de sus avances. Estará a su lado para solucionar cualquier problema referido a acceso, navegación, calendario propuesto, método de estudio y canalizara las dudas de contenido que al alumno le puedan surgir.

Al finalizar cada módulo el alumno encontrará pruebas de autoevaluación que le permitirán ir comprobando el avance y la asimilación de contenidos que realiza.